Los Astros de Houston están a un paso de regresar a la Serie Mundial

La combinación del pitcheo sólido del abridor Zack Greinke con el bateo explosivo de George Springer y el puertorriqueño Carlos Correa, pegaron cuadrangulares de tres carreras cada uno, fue la clave que permitió a los Astros de Houston vencer (8 a 3) a los Yankees de Nueva York en el cuarto partido de la Serie de Campeonato.

La victoria fue la tercera de los Astros, segunda consecutiva, que se colocan con marca de 3-1, a un triunfo más de llegar por segunda vez en tres años a la Serie Mundial.

Las estadísticas favorecen a los Astros después de que en la historia de la Series de Campeonato de la Grandes Ligas al mejor de siete, el equipo que se puso con ventaja de 3-1 ganó 73 veces la eliminatoria por 13 que la perdieron.

Greinke se fue sin decisión tras lanzar cuatro entradas y un tercio, pero hizo una gran labor desde el montículo, al silenciar a la poderosa ofensiva de los Yankees tras ceder apenas tres imparables y una carrera limpia.

El estelar derecho de los Astros dio cuatro bases por bolas y retiró a cinco bateadores por la vía del ponche tras realizar 83 lanzamientos y 49 fueron «strikes».

El piloto de los Astros, esta vez, a diferencia de lo que sucedió en el primera partido, que perdieron por blanqueada de (7 a 0) con Greinke en el montículo del Minute Maid Park, en cuanto vio que perdió en poder de sus lanzamientos, decidió el cambió y fue todo un acierto.

El relevista Ryan Pressly (1-0), el primero de los cinco que utilizó J.J. Hinch, se quedó con el triunfo después de sacar los dos últimos «outs» del quinto episodio con dos ponches y una base por bolas. El cerrador mexicano Roberto Osuna volvió a imponer su clase desde el montículo al ser el responsable de sacar los últimos cuatro «outs» del partido y asegurar la victoria de los Astros.

Te puede interesar:

Comments are closed.