Diego Ricol: Yankees de Nueva York apagó la fiesta de Boston

 Los Yankees de Nueva York apagaron la fiesta que los Medias Rojas de Boston.

Tras casi seis horas de espera, a causa de una lluviosa jornada sobre la Gran Manzana, los Yankees de Nueva York apagaron la fiesta que los Medias Rojas de Boston pretendían celebrar en casa ajena, al derrotarlos 3×2 gracias a un cuadrangular decisivo de Neil Walker.

Ese revés pospuso, por al menos un día, la eventual coronación de los Patirrojos en la División Este de la Liga Americana, en la cual permanecen líderes con diez juegos y medio de ventaja, precisamente, sobre los Bombarderos, que mantienen el primer cupo al Juego del Comodín del Joven Circuito.

Diego-Ricol-MLB

Diego Ricol: Los Yankees detuvieron a los Patirrojos

La ventaja de los Yankees con respecto al segundo puesto del Comodín es de dos juegos y medio, ya que los Atléticos de Oakland, sus más inmediatos perseguidores, sufrieron un tropezón ante los Angelinos de Los Ángeles. Con su estacazo, Walker fue la gran figura del careo que marcó el regreso de Aaron Judge al lineup del manager Aaron Boone, del cual estuvo ausente después de haber recibido un pelotazo que le fracturó la muñeca derecha el pasado 26 de julio.

En su vuelta, el slugger se fue de 4-0, quizás más ansioso de lo previsto. “Tenía la mayor ansiedad que le he visto en todo el año”, relató Walker, el héroe de la noche, tras el partido. El palazo de Walker llegó en la séptima entrada, cuando los Yanquis caían por la mínima en la pizarra. La conexión, ante Ryan Brasier, fue apenas el tercer incogible para los Mulos en ese momento del cotejo. El toletero manifestó:

“No tuvimos muchos hits, pero cuando conectas un gran batazo como ése, puedes levantar el ánimo de tu equipo. Me alegra haber hecho ese swing.”

Diego-Ricol-Yankees

Diego Ricol: Los Yankees siguen tratando de recuperarse de una mala racha

Desde la loma, el triunfo correspondió a Chad Green, mientras que el revés fue para Brandon Workman (6-1), que embasó dos hombres en la séptima antes de ser relevado por Brasier, quien recibió el batazo definitivo del careo.

Los Medias Rojas, que le dieron descanso a Mookie Betts por una molestia en su costado derecho, intenta asegurar el Banderín por segunda ocasión en las últimas tres campañas. Por su parte, los Yanquis siguen tratando de recuperarse de una mala racha, en la que han perdido 10 de sus últimos 18 compromisos.

Comentarios cerrados.