Diego Ricol: Carlos Gómez denunció a la MLB por pruebas antidopaje

El jardinero dominicano, Carlos Gómez, denunció que el sistema de control de dopaje en la MLB está orientado a perjudicar a los peloteros latinoamericanos.

El jardinero dominicano de los Rays de Tampa Bay, Carlos Gómez, denunció que el sistema de control de dopaje en las Grandes Ligas (MLB por sus siglas en inglés) está orientado a perjudicar a los peloteros latinoamericanos. Gómez, de 32 años, aseguró que las pruebas de detección de sustancias prohibidas en la MLB “no son aleatorias”, ya que se “practican con más frecuencia a los jugadores de mayor edad y a los hispanos”.

Diego-Ricol-MLB

Diego Ricol: El dominicano está descontento con el sistema antidopaje de la MLB

El pelotero dominicano realizó las declaraciones después de que le practicaron una prueba tras su regreso de la lista de lesionados. El patrullero manifestó al periódico local Tampa Bay Times que fue la sexto o séptima vez que le hace el examen en las primeras nueve semanas de la temporada regular 2018: “A mí no me pueden decir que estas pruebas son aleatorias”, reiteró.

El veterano pelotero manifestó que solo había que ver las estadísticas y los jugadores a los que siempre sancionan para darse cuenta que las pruebas no tienen nada de realizarse al “azar”: “¿Ellos me van a decir que las pruebas son aleatorias? Ya no estamos en el año 1930. La gente sabe lo que pasa”, expresó el dominicano con firmeza.

Diego-Ricol-Carlos-Gomez

Diego Ricol: A Gómez le practicaron la prueba tras salir de la lista de lesionados

Tras las fuertes denuncias y declaraciones de Gómez, la MLB indicó:

“Nuestro Programa Conjunto de Drogas -que se negocia con la Asociación de Jugadores- se administra de forma independiente y cuenta con procedimientos de prueba aleatorios sin importar el lugar de nacimiento, edad o cualquier otro factor”.

Gómez no ha dado positivo por consumo de sustancias prohibidas durante su carrera de 12 temporadas.

“Yo no tengo miedo de que me prueben. Que me hagan todas las pruebas que quieran. Que me las sigan haciendo (…) Pero digo claramente que estas pruebas no son aleatorias. No voy a guardar silencio, porque me he ganado mi puesto en la MLB.”

Comentarios cerrados.