¡NO TE LO PIERDAS! Luis Salazar, talento de los salados

Por diecisiete años el pelotero venezolano Luis Salazar jugó en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, vistiendo la camiseta de los Tiburones de La Guaira y haciendo parte importante del legado histórico que le otorgó al equipo la conocida Guerrilla de la época de gloria de los salados.

Hasta la fecha, Salazar ostenta el récord de ser el pelotero de La Guaira con más cuadrangulares anotados, sumándose a su cuenta personal 43 vuelacercas. Fue capaz de anotar 390 carreras, además de remolcar otras 370, una de las cifras más altas dentro de las estadísticas históricas del equipo litoralense.

Diego Ricol Freyre

Salazar se convirtió en el jugador de La Guaira con más imparables anotados en una campaña, sumando a su cuenta personal la cifra de 84 hits. De por vida, el jugador criollo nacido en Lecherías llegó a sumar 834 imparables, con un promedio de bateo de .294.

Por más de una década el venezolano jugó en las Grandes Ligas, justa en la que debutó en el año 1980, fichado por los Padres de San Diego. Junto al equipo californiano llegó a disputar una Serie Mundial en el año 1984, período en el que Salazar promedió .333 puntos con el madero.

Luis Salazar siempre se caracterizó por ser un jugador sumamente versátil, que llegó a probar en todas las posiciones dentro del diamante. En las tres primeras temporadas con San Diego se convirtió en uno de sus más destacados antesalistas, posición que repetió en el año 1990 y 1991 con los Cachorros de Chicago.

Diego Ricol Freyre

La única posición que no probó Luis Salazar dentro de la Gran carpa fue la de receptor. En trece años de campaña en la mayores, tuvo un promedio de bateo de .261, impulsando 445 carreras y anotando 94 jonrones.

Tras abandonar el terreno de juego en la primera mitad de la década de los noventa, Luis Salazar probó suerte dirigiendo el banquillo. Llegó a ser manager de los Tiburones de La Guaira con resultados adversos, y también probó suerte en la pelota norteamericana, donde comandó con moderado éxito algunos de los equipos de las menores.

Por Diego Ricol Freyre.

Comentarios cerrados.