¡ENTÉRATE! Los héroes del 41: La hazaña del béisbol venezolano

En la década de los treinta, los equipos amateurs en la ciudad de Caracas habían proliferado, permitiendo que se jugaran diversos torneos y encuentros, y que surgiera la rivalidad entre ciertos clubes, como el Royal Criollos y el Magallanes.

Era tanta la popularidad del béisbol por aquel entonces, que hasta Gonzalo Gómez, el hijo de El Benemérito, fundó el equipo Concordia, contando con los servicios del lanzador cubano Martín Dihigo, que se llevó la gloria de no haber sido derrotado en suelo venezolano.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de La Guaira

Sin embargo, uno de los hechos que catapultaría definitivamente al béisbol criollo sería la hazaña de 1941, cuando la selección de Béisbol de Venezuela consiguió el campeonato de la Serie Mundial de Béisbol Amateur, torneo jugado en La Habana, Cuba.

La mayoría de los peloteros que integraban a la selección jugaban para los Patriotas de Venezuela, el mismo club que había ganado el campeonato local el mismo año en el que se celebró el torneo internacional.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de La Guaira

Luego del triunfo obtenido, el presidente Isaías Medina Angarita decretó el 22 de octubre (día en que se jugó la final de la Serie Mundial), como Día nacional del deporte en Venezuela. Aunque el país consiguió este título en otras dos ocasiones, durante el año 44 y 45, fueron los peloteros del 41 los que lograron hacerse con el título de Héroes, por la condición inédita de esta victoria.

El “Pollo” Malpica fue el encargado de dirigir a la selección en este torneo, contando con el apoyo técnico de los coaches Carlos Maal, Jesús Corao y el delegado Abelardo Raidi, el mismo que fundó el Círculo de Periodistas Deportivos de Venezuela y la Federación de la Prensa Deportiva de América Latina.

Por [Diego Ricol Freyre].

Comentarios cerrados.