¡DEBES SABERLO! Marcelino López y Dámaso Blanco, artífices de la victoria de La Guaira

En la temporada inaugural de los Tiburones de La Guaira, el equipo litoralense había logrado igualar el récord de victorias y derrotas de los Leones del Caracas, por lo que fue necesario llevar a cabo una serie de tres partidos para obtener el desempate y definir cuál sería el club que disputaría el campeonato de la LVBP con los Industriales de Valencia.

El primer partido de esa serie de tres encuentros se llevó a cabo en las instalaciones del Estadio Universitario, con victoria de los Tiburones de La Guaira sobre los Leones del Caracas 8 a 3, un encuentro memorable que sellaría la primera temporada del conjunto de Vargas y lo convertiría en uno de los clubes más rentables de la pelota venezolana de comienzos de la década de los sesenta.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de la Guaira

El gobernador del Distrito Federal fue el encargado de hacer el lanzamiento inaugural de aquel encuentro. El pitcher abridor por los escualos fue el importado Marcelino López, zurdo cubano que Casanova había logrado reclutar de las filas de los Astros de Houston, junto a otros refuerzos internacionales que vistieron la camiseta de La Guaira en su debut profesional.

La labor del lanzador desde la lomita se vio reforzada por la impecable actuación de Dámaso Blanco aquella noche. El pelotero se fue con récord de 6-2 en bateo y un fildeo impecable, ejecutando durante el partido siete lances sin errores que contribuyeron a la victoria de Tiburones sobre Caracas.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de la Guaira

Marcelino López supo componer las acciones luego del par de carreras iniciales que anotaron los Leones en la primera entrada, gracias a un doblete de César Tovar y un sencillo del veterano Pompeyo Davalillo. Algunos errores en el inning inaugural despertaron en el equipo local la sensación de que Tiburones sería un rival fácil, pero estaban muy lejos de la verdad.

La artillería litoralense logró conectar 9 hits, Dámaso Blanco y Dionisio Acosta se apuntaron esa noche par de imparables para aportar a la causa de los de Vargas, y los lanzamientos de López se crecieron desde la lomita, sellando de este modo una victoria histórica para un club debutante.

Por Diego Ricol Freyre.

Comentarios cerrados.