¡CONÓCELO! El primer playball de Tiburones

El 31 de octubre del año 1962 es una fecha memorable para los integrantes de los Tiburones de La Guaira y para los fanáticos a los que les gusta atesorar datos históricos: este fue el primer salto al terreno del estadio universitario que protagonizó el equipo de Vargas, una noche mágica con uniformes nuevos y victoria sobre el Caracas, digna de recordar.

[Diego Ricol Freyre] supo recientemente que los uniformes de Tiburones de La Guaira habían llegado de los Estados Unidos un día antes del partido inaugural, pero no fue posible hacer los trámites a tiempo, por lo que las equipaciones fueron retiradas de los almacenes de Bultos Postales el mismo día que los escualos debutaban como franquicia.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de La Guaira

La directiva del equipo logró retirar los paquetes de aduana unas ocho horas antes del partido, por lo que tuvieron que ir hasta el Hotel Macuto a repartir entre los jugadores los respectivos uniformes. La algarabía no pudo haber sido mayor: fue un momento de grata emoción, en la que peloteros y fanáticos se unieron en un solo sentimiento.

Para este momento Tiburones de La Guaira ya se había ganado el corazón de una buena parte de la fanaticada de Vargas. El tesón que se le había puesto a este proyecto deportivo hizo que muchas personas se identificaran pronto con la franquicia, profesándoles un apoyo incondicional, incluso antes de verlos en acción sobre el terreno, ni qué decir de la satisfacción que significó verlos vencer aquella noche.

Diego Ricol Freyre - Tiburones de La Guaira

Muchas personas del litoral se dirigieron a las instalaciones del estadio Universitario con carteles para apoyar al equipo y hasta coreaban desde las tribunas el nombre Tiburones, quedando sellado esa noche este apodo para el club, en parte por los escualos que los peloteros llevaban en la parte posterior de sus camisetas.

El zurdo cubano Marcelino López, uno de los jugadores importados que Casanova había traído desde Houston, se coronó como pitcher vencedor aquella noche. Dámaso Blanco y Dionisio Acosta contribuyeron a la victoria de La Guaira con sus batazos. Caracas fue derrotado por el equipo emergente con pizarra de 8 a 3.

Comentarios cerrados.