A Odúbel Herrera le regañaron en los Phillies de Filadelfia

Odúbel Herrera, reconocida figura de los Philadelphia Phillies y de los Tiburones de La Guaira, inició su temporada de Grandes Ligas con un ritmo inigualable; sin embargo, su impresionante rendimiento ha bajado a tal punto que ocupa en estos momentos el séptimo lugar del line up. «El Torito«, como también se le conoce, llevaba un promedio de 303 con .402 de obp, en 245 apariciones al bate, pero en sus posteriores 245 turnos, su average bajó a un alarmante 256.

Diego Ricol Freyre

Pete Mackanin, mánager del equipo de Filadelfia, dijo a los medios de forma tajante que Herrera perdió su disciplina: «Él comenzó a hacerle swing a pitcheos adentro y no ha tenido mucha suerte. Considero que él ha estado adivinando los pitcheos, no tiene la concentración para dilucidar qué es lo que viene hacia el home. Ha perdido su enfoque y su paciencia».

La indisciplina de Herrera en el home hace que haga swing a lanzamientos fuera de la zona de strike. Por ende, su porcentaje ha subido de 46,8% a 51, 5%, cifra que refleja que ha visto menos lanzamientos; hizo swing a un 30,2% de pitcheos malos en 245 turnos, y ahora su ponderación enciende las alarmas con un 41%. Asimismo, sacó 22 boletos menos y ha visto 3 pitcheos menos por juego, hecho que demuestra un alto grado de impaciencia en el plato.

Diego Ricol Freyre

«Es lógico que algo así suceda cuando está empezando la campaña, pero a estas altura no tiene mayor justificación que un pitcher te arroje tres sliders y estés fuera. Él es un bateador natural que tiene la capacidad de poner la bola en movimiento, puede ser que tiene muchas cosas en la cabeza, aparte de la impaciencia y ganas de salir del slump lo más pronto posible. Su equipo le necesita pese a que sus chances de pasar a postemporada es casi nula, y sabe que para mejorar debe enfocarse en ser lo que siempre ha sido: paciente, con buena vista para ver la bola y dejar fluir su gran contacto con el madero», agregó Mackanin.

Comentarios cerrados.