Diego Ricol: Ronald Acuña Jr. salió de La Sabana para conquistar la MLB

Ronald Acuña Jr. confirmó las credenciales que le otorgó durante su estancia en las sucursales de Bravos de Atlanta la revista especializada Bassebball American, que indicó que el venezolano era el prospecto número del béisbol de Estados Unidos.

Acuña Jr., hijo del otrora peletero Ronald Acuña, nació en La Sabana -estado Vargas- el 18 de diciembre de 1997 y pese a su juventud irrumpió en el “big show” para ser la gran sensación de la temporada 2018.

Después de recuperarse de una lesión que lo mantuvo alejado de los terrenos de juego durante un mes, el jardinero registró una racha de cinco partidos conectando cuadrangular en su primer turno al bate, situación por la que logró acaparar las miradas de la prensa y fieles seguidores al Mejor Béisbol del Mundo (MLB por sus siglas en inglés).

“El Sabanero” vivió en agosto un momento de angustia al recibir un fuerte pelotazo del lanzador dominicano José Ureña en su codo izquierdo. Esa situación, que fue repudiada por los peloteros dentro y fuera de la MLB, produjo que las bancas se vaciaran y que el venezolano abandonara el partido por precaución. Sin embargo, el impacto que recibió no le ocasionó un daño en dicha articulación.

Durante los últimos dos meses de zafra, el también denominado “Abusador” cosechó los números necesarios (.293, 26 cuadrangulares, 64 carreras impulsadas, 16 bases robadas en 111 juegos) para ser reconocido como el Novato del Año en la Liga Nacional.

 

El varguense se convirtió en el tercer venezolano en obtener dicho galardón, después de Luis Aparicio (1956) y Oswaldo Guillén (1985), aunque el primero en hacerlo defendiendo una posición diferente el campocorto y en el “Viejo Circuito”.

En Venezuela, Acuña Jr. fue reconocido -junto al inicialista Jesús Aguilar- por su desempeño en la MLB con el premio Luis Aparicio, que se otorga cada año al pelotero con la mejor temporada en EE.UU.

Superó a una leyenda

La temporada de novato del venezolano Ronald Acuña Jr. fue comparada con la realizada por Ken Griffey Jr. en 1989 y para la sorpresa de muchos el jugador de Atlanta superó al miembro del Salón de la Fama.

Pese a disputar solo 111 juegos tras sufrir una lesión en una de sus rodillas y la parte baja de la espalda, Acuña Jr. registró en su primer año mejores números que Griffey Jr. en los renglones de promedio al bate, imparables, cuadrangulares, dobles y anotadas.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero los augurios son buenos para la estrella de Atlanta, que de mantenerse sano y seguir con el desempeño demostrado en 2018 podría ser un futuro integrante del “templo de los inmortales” dentro de unos 20 años aproximadamente.

Durante la temporada muerta se discutió sobre cuál debe ser el lugar de la alineación del guardabosques de 21 años para 2019. Acuña Jr. manifestó que se siente cómodo siendo un primer bate, aunque está a la disposición del mánager Brian Snitker para ocupar el orden que él considere necesario para el equipo.

Quizás el reto más grande para el jardinero venezolano será no caer en la “maldición del segundo año”, ya que los contrarios seguramente tendrán más conocimientos sobre sus fortalezas y debilidades para sacarlo de circulación.

Comments are closed.